¿Qué es el TDAH?

Las siglas TDA o TDAH corresponden al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata del trastorno más importante dentro de la psiquiatría y/o psicopatología infantil.

Es una afección neurobiológica que se caracteriza por un nivel inapropiado de inatención (concentración, distraebilidad), hiperactividad e impulsividad que es incoherente con el nivel de desarrollo del individuo.

Los síntomas más habituales producidos por este trastorno son:

  • Inatención: Dificultad para mantener la atención, sobre todo en situaciones de baja estimulación.
  • Hiperactividad: Falta de inhibición o control cognitivo sobre los impulsos asociado con inquietud motora.
  • Impulsividad: Falta de inhibición o control cognitivo sobre los impulsos.


¿Qué no es TDAH?

TDAH no es un retraso mental ni falta de inteligencia. Esta idea falsa ha surgido porque las dificultades atencionales pueden incidir negativamente en el rendimiento académico. El TDAH puede darse en personas de cualquier nivel de inteligencia.

TDAH no es:

  • Pereza ni falta de motivación
  • Mala conducta intencionada
  • Ausencia total de capacidad para fijar y mantener la atención